Posted on

50% de las empresas fracasan en proteger sus datos en la nube

EMC-Estudio

Se acaban de presentar los resultados del EMC Global Data Protection Index 2016, un estudio que la compañía de almacenamiento ha encargado a Vanson Bourne y que demuestra que las empresas siguen teniendo problemas a la hora de proteger adecuadamente sus datos.

En realidad, y si comparamos el estudio de este año con el de 2014, los problemas no continúan simplemente, sino que crecen, ya que un 13% más de empresas han sufrido una pérdida de datos en los último doce meses, con un costo medio de 914.000 dólares.

Los datos del último informe muestran que el 36% de las empresas encuestadas sufrieron una pérdida de datos, frente al 23% del informe de 2014. Dice EMC que las amenazas no afectan sólo a los datos, y que tanto se trate de ransomware como de riesgos que afecten al backup o protección de los datos los negocios necesitan encontrar soluciones que coloquen sus datos de último recurso fuera del alcance de los ciberdelincuentes.

Claro que EMC no dice las cosas por decirlas. Ya que propone su nueva línea de productos Isolated Recovery Solutions que, basadas en EMC VMAX, Data Domain y Professional Services, permiten a las empresas crear una ‘habitación del pánico’ que aísla sus datos de más valor.

También analiza EMC en su informe el tema de las aplicaciones cloud. En plena era del SaaS, cuando se prevé que el 80% de las empresas tengan al menos ocho aplicaciones de negocio corriendo en una nube pública en los próximos dos años, es “crítico” incluir a las aplicaciones cloud en las estrategias de protección de datos globales de las compañías. En este apartado no sólo se trata de proteger contra ciberataques, sino también contra la corrupción y el borrado de los datos.

Las propuestas de EMC para proteger los datos en las aplicaciones cloud son Data Domain Cloud Tier, Spanning Backup y Mozy. El estudio también señala que más del 70% de las empresas no confían demasiado en poder recuperar sus datos o sistemas en el caso de pérdida o caída inesperada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *